Escaneo

Riesgos de Fumar

El humo de tabaco contiene muchas sustancias químicas que son dañinas tanto para los fumadores como para quienes no fuman. Respirar solo un poco de humo de tabaco puede ser perjudicial.

De las más de 7000 sustancias químicas presentes en el humo de tabaco, al menos 250 se sabe que son dañinas, incluso el cianuro de hidrógeno, el monóxido de carbono y el amoniaco.

De las 250 sustancias conocidas como dañinas en el humo de tabaco, al menos 69 pueden causar cáncer. Estas sustancias químicas cancerígenas son las siguientes.

Acetaldehído
Aminas aromáticas
Arsénico
Benceno
Benzo[α]pireno
Berilio (un metal tóxico)
1,3-butadieno (un gas peligroso)
Cadmio (un metal tóxico)
Cloruro de vinilo
Cromo (un elemento metálico)
Cumeno
Formaldehído
Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)
Níquel (un elemento metálico)
Nitrosaminas específicas del tabaco
Óxido de etileno
Polonio-210 (un elemento químico radiactivo)
¿Cuáles son algunos de los problemas de salud causados por fumar cigarrillos?
Se sabe que fumar daña prácticamente todo órgano y sistema de órganos del cuerpo y disminuye la salud general de la persona.

Fumar es la causa principal de cáncer y de muerte por cáncer. Causa cánceres de pulmón, de esófago, de laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, hígado, páncreas, estómago, cérvix o cuello uterino, colon y recto, así como también leucemia mieloide aguda.

Fumar causa enfermedades del corazón, apoplejía, aneurisma de la aorta (una hinchazón como globo en una arteria del pecho), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (bronquitis crónica y enfisema), diabetes, osteoporosis, artritis reumatoide, degeneración macular relacionada con la edad y cataratas, y empeora los síntomas de asma en adultos. Quienes fuman presentan un riesgo mayor de padecer neumonía, tuberculosis y otras infecciones de las vías respiratorias. Además, fumar causa inflamación y debilita la función inmunitaria.

Desde la década de los sesenta, el riesgo de un fumador de presentar cáncer de pulmón o enfermedad pulmonar obstructiva crónica ha aumentado en comparación con quienes no fuman, aun cuando el número de cigarrillos consumidos ha disminuido. Ha habido también cambios en el tipo de cáncer de pulmón que se presenta en los fumadores – disminución de carcinomas de células escamosas pero un aumento dramático de adenocarcinomas. Estos dos efectos pueden deberse a los cambios de formulación de cigarrillos.

Fumar dificulta más que la mujer quede embarazada. Una mujer que fuma embarazada tiene un riesgo mayor de abortar, de tener un embarazo ectópico, que su bebé nazca prematuramente y con un peso anormalmente bajo al nacer, y que el bebé nazca con labio leporino o paladar hendido (1). La mujer que fuma durante el embarazo o después de este aumenta el riesgo de que su bebé muera por síndrome de muerte súbita del lactante . Los hombres que fuman tienen un riesgo mayor de disfunción eréctil.

Fumar cigarrillos y la exposición al humo de tabaco causan cerca de 480 000 muertes prematuras en Estados Unidos cada año (1). De estas muertes prematuras, cerca de 36% son por cáncer, 39% por enfermedades cardíacas y apoplejía, y 24% por enfermedades pulmonares. Fumar es la causa principal de muertes prematuras y que pueden prevenirse en el país.

Sin tomar en cuenta la edad, los fumadores pueden reducir considerablemente su riesgo de enfermedades, incluso de cáncer, al dejar el hábito.

Si vive en Culiacán y desea conocer sus niveles de metales pesados y otras sustancias químicas en su organismo agende una cita al tel. 667 169 5545, también contamos con tratamientos de desintoxicación y para inhibir el deseo de consumo.

No olvide compartir.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *